Nunca ha sido tan fácil ganarse el cielo como ahora

Hits: 94

Este 16 de octubre el Papa canonizó a Joselito, un jovencito que al dejar a su familia dijo a su madre: "Nunca ha sido tan fácil ganarse el cielo como ahora, y no quiero perder la ocasión". Qué bonito regalo nos dejó Joselito con esta frase llena de verdad y actualidad.

Viernes 4 de noviembre de 2016 | Lucía Zamora

Cuando era niña, constantemente me preguntaba el por qué de tanta pobreza y sufrimiento. Trataba de encontrar una respuesta lógica a las situaciones de dolor, y por más que analizaba las cosas no quedaba satisfecha. Sin embargo, a pesar de no entender, tal vez por mi corta edad, siempre me gusto ayudar, y poco a poco fui reconociendo en las personas a las que ayudaba, la ocasión de encontrarme con Dios...con ¡el verdadero amor!

Este 16 de octubre, el Papa Francisco canonizó a siete nuevos Santos, entre ellos, a nuestro "Joselito" un muchachito que se unió al ejercito Cristero, para defender la libertad religiosa, que en aquella época (1926-1929) una absurda ley arrebató a nuestro pueblo mexicano. José Luis Sánchez del Río, fue el nombre de este pequeño de tan solo 14 años de edad. Fue martirizado sin piedad, entregando su vida, tan solo con un grito de amor...¡Viva Cristo Rey!

Este jovencito al dejar a su familia, le dijo a su madre: "Nunca ha sido tan fácil ganarse el cielo como ahora, y no quiero perder la ocasión". Qué bonito regalo nos dejó Joselito con esta frase llena de verdad y actualidad. Palabras que tenemos que hacer vida, porque el mundo no da tregua, y la lucha entre el bien y el mal continúa y continuará en este y en todos los tiempos, hasta el día que Dios disponga otra cosa. Por lo pronto, ahí está la oportunidad...¡así es! por donde volteemos, la ocasión sale a nuestro encuentro, lo difícil es dar el "si" ese "si" puro y desinteresado... ¿Qué difícil verdad? ahora vemos porque los santos están tan escasos, cuando todos tenemos el llamado a la santidad.

Como ven, ese "si" nos cuesta la vida. Si, la vida misma, por eso tenemos miedo y nos quedamos quietos, en el sofá como dice el Papa, dejando pasar la vida solo con buenas intenciones y muy pocas acciones. Pero hay quienes se arriesgaron, tal es el caso de: San José Luis Sánchez del Río (Joselito), San Francisco de Asís, San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Calcuta y muchos Santos más, que palparon la ocasión y actuaron, no por querer ser santos (lo puedo asegurar) sino por amor a Cristo. Ese amor que solo puede ofrecer un "si" puro y desinteresado. No hay Santo que solo se haya entregado por hacer  "su deber" pues entonces solo se quedaría en héroe. Estos hombres y mujeres como tú y como yo, hicieron propio el sufrimiento de Jesús, y en su nombre fueron realizando acciones, llenando las vasijas del agradecimiento, para recibir en cuerpo y alma las gracias de Dios, que ennoblecen el corazón regalándose al mundo, tal como Dios lo quiere.

¿Se acuerdan de Nada sin Ti nada sin nosotros? pues... ¡hay que echarlo andar! En estos tiempos ¡La ocasión la tenemos a la mano! y lo podemos constatar a través de las redes sociales, solo hay que entrarle con ganas y sin miedo, pues finalmente es trabajo de Dios...¿no creen?... Y para muestra un botón, aquí les dejo el "Si" de algunas personas que con sus obras han sellado una Alianza de amor con Cristo Jesús aquí en la tierra y en estos tiempos que estamos viviendo.

En Veracruz México, existe un poblado llamado "La Patrona" por donde pasa el tren con cientos de migrantes colgando de sus vagones. Allí, un grupo de mujeres se ha organizado desde 1995 para alimentarlos. "Las patronas" (como se les llama) todos los días esperan a "la bestia" (el tren) y sin esperar a que este se detenga, lanzan bolsas con comida a estos hombres y mujeres que viajan hacia los Estados Unidos...No es fácil, pero se mantienen a servicio de Dios... ¡Encontraron la oportunidad!

Un día vi un reportaje de un hombre Sirio-Finlandés que arriesga su vida para llegar a Alepo, una zona de guerra, solamente para llevar juguetes a los niños. Cruza la frontera ilegalmente y camina cerca de 10 horas solamente para disfrutar de la sonrisa de niños que lo han perdido todo...Mira que es arriesgado, pero buscó y encontró la mirada de Dios.

Un amigo me platico que conoció a una religiosa que vestida de civil, rescata a prostitutas de sus explotadores, y no solo eso, sino que les proporciona ayuda psicológica y espiritual hasta reconstruir su dignidad. Han rescatado a muchísimas mujeres, arriesgando la vida misma...No se ve nada sencillo....pero fue a encontrarse con Dios en el otro.

Un trabajador del municipio, logro un permiso para mover unos centímetros, un poste que le impedía a una anciana sacar de su casa,  la silla de ruedas donde transporta a su hija, de algunos 30 años de edad parapléjica, y desde entonces este hombre le lleva pañales de adulto y despensa para que puedan subsistir....pocos sabemos esto, pero que alegría que ¡aprovecho la ocasión!

¿Cuántas historias conocemos de gente como tú y como yo, que hacen cosas pequeñas ante los ojos del hombre, pero que seguramente alegran la mirada y el corazón de Dios?...¡muchísimas!  Cuantos mártires como Joselito han surgido en estas persecuciones religiosas, que con su sangre han regresado no solo la confianza de Dios hacia la humanidad, sino que también se recobró la fe perdida en tantos hombres y mujeres que se habían olvidado que Jesús sacrifico su sangre por cada uno de nosotros.

Ganarse el cielo es fácil, es cierto, hay un sin fin de lugares y de situaciones en donde lo podemos alcanzar, pero ¡ hay que QUERER lograrlo!... 

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000