Materluz, los laicos se comprometen

Hits: 580

La Fundación Materluz está al servicio de los sacerdotes mayores del Movimiento de Schoenstatt. A continuación los invitamos a leer una carta de María Ximena O’Ryan donde se explica con detalle el trabajo de la Fundación, y un video que muestra la casa Porta Coeli y testimonios de sacerdotes, Directores y colaboradores de la institución.

Jueves 29 de diciembre de 2016 | Ramón Cortínez

PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN LA TIERRA

María Ximena O’Ryan Soro

Rama Familiar – Monte Horeb, Chillán, Chile

¿Has tenido la vivencia que un sacerdote de Schoenstatt te haya mostrado la paternidad de Dios, y que esta experiencia haya cambiado tu vida para siempre?

Este sacerdote y otros de la Comunidad ¿te han mostrado con su vida el camino de Schoenstatt, y hoy tu historia está marcada por una misión trascendental que da sentido a todos los días de tus años recorridos?

Seguramente, en este recorrido has construido una familia con el acompañamiento, cariño y cuidado a toda prueba que un Padre de Schoenstatt te ha regalado en tus momentos de dolor y gozo.

Si la respuesta es Sí, somos muchos o casi todos los que pertenecemos al Movimiento, quienes hemos sido regalados y marcados por una experiencia de Paternidad al sentirnos únicos y queridos a toda prueba.

Esta Comunidad (Padres de Schoenstatt), preocupados de fundar en Chile y en el mundo con la urgencia de los tiempos, se hicieron grandes y mayores y ya un grupo de los primeros, sobrepasan los 80 años. A pesar de su fidelidad y fuerza espiritual engrandecida, a estas alturas no siempre su fuerza física los acompaña adecuadamente. Nosotros también hemos envejecido, y como dice el poeta “nosotros los de entonces ya no somos los mismos”.

Es por ello, que hace un par de años la Comunidad de los Padres de Schoenstatt construyeron una casa para acoger a los sacerdotes en situación de enfermedad, vejez o discapacidad. En la actualidad, se encuentran residiendo en forma permanente 10 sacerdotes. cuyas edades están en torno a los 83 años.

La mantención de esta casa, llamada “Puerta del Cielo” supera hoy los 12 millones de pesos mensuales, sin considerar hospitalizaciones y/o tratamientos ambulatorios de alto costo.

¡HA LLEGADO LA HORA DE LOS LAICOS!!

Queremos compartir con ustedes, que se ha constituido recientemente la “FUNDACIÓN MATERLUZ DE BENEFICENCIA” con un directorio presidido por el Padre Raúl Feres y acompañado con un pequeño grupo de laicos, cuyo objetivo es ayudar a financiar la casa de los sacerdotes de Schoenstatt que dieron su vida por nosotros, y por lo tanto ha llegado la hora de DEVOLVERLES LA MANO.

Necesitamos aportes permanentes, porque los gastos de la casa son permanentes.

Y si miramos hacia adelante, en un futuro cercano serán varios de nuestros queridos sacerdotes los que necesitarán de cuidados especiales, como también aquellos que puedan vivir la última etapa de su vida sacerdotal, siendo atendidos y cuidados como ellos lo hicieron con nosotros.

Invitamos a visitar nuestra página web www.fundacionmaterluz.cl donde encontrará más información sobre esta iniciativa. En esa  página encontrará un  video con testimonios de sacerdotes y laicos que permite conocer los alcances que tiene esta Fundación.

CONCRETANDO

1- Vaya al Santuario o a su Santuario Hogar y medite sobre esta iniciativa. Estamos seguros que el Señor y la Virgen le darán una respuesta.

2- Programe con su banco, una transferencia cuyos datos son los siguientes:

Banco:                 BCI

Cuenta N°:         70803099

Rut:                      65.122.326-1

Correo:                info@fundacionmaterluz.cl

3- Cada joven, adulto, adulto mayor comparta y comprometa 1 colaborador más para esta Fundación.

 

FUNDACION MATERLUZ no puede esperar.

HA LLEGADO LA HORA DE TU AMOR

Comentarios
Total comentarios: 1
29/12/2016 - 15:17:22  
Los sacerdotes de Schoenstatt, junto con ser "otros Cristos", como buenos presbíteros de la Iglesia, tienen como ideal ser un reflejo de la paternidad del buen Dios, a ejemplo del P. José Kentenich. Desde muy niña lo he vivenciado y he sido testigo de ello.Me comprometo a difundir la Fundación materluz y a aportar en la medida de mis posibiliades. Cuenten siempre con mi aporte al capital de gracias de la Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt por todos y cada uno de nuestros sacerdotes..

Maria Isabel Herreros
Viña del Mar, Chile
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000